mi columna LO QUE FUISTE AYER AHORA SE REFLEJA EN LA VEJEZ

regresamos

POR: PEDRO BELMARES O.

Si un día fuiste un hombre o mujer de bien, hayas cumplido con todos lo que te propusiste lograr de joven; formar una familia con buenos cimientos, con valores, tener tus hijos y  darles una educación, es que quizás pensaste en un futuro promisorio.

Hay personas que  lograron tener un buen status social y económico, y que solo trabajando pudieron lograrlo, aunque descuidaste a tus hijos para trabajar más, así darle a tu propia familia todo aquello  que tus padres no te pudieron dar.

Por el contrario, hay quienes encontraron en sus vidas el camino fácil de los vicios y los excesos, los que escogieron la pereza y no hicieron nada con sus vidas, quizás tuvieron hijos y los olvidaron, más no pensaron en su futuro.

Quizás hubo personas que no se equivocaron al momento de elegir el rumbo de sus vidas, fueron buenos padres y madres quienes pensaron en el futuro de sus hijos y en el de ellos mismos.

Hoy, tus hijos son hombres y mujeres si pudieron tener la educación que les pudiste dar, si no harán lo que  ellos puedan hacer con las herramientas que tengan, tendrán deseos de triunfar o quizás  optarán por el mal camino y sean  delincuentes, tal vez,  eso tú ya no lo puedes remediar porque es imposible.

Hoy que ya eres una persona mayor, sentirás como han pasado los años, observarás todas las buenas cosas que lograste tener en tu vida, quizá, ahora verás a tus hijos de un modo diferente al ver como se  esfuerzan cada día  para mantener a sus familias.

Hoy, vivirás con más calma y disfrutarás de todo lo bello de la vida, te reconfortarás en las alegrías de tus nietos y sentirás esa gran necesidad de demostrarles ese amor que quizás no les pudiste dar a tus hijos, pensarás en el ayer más que nunca y te preguntarás como fuiste como padre.

Lo que fuiste ayer, ahora se refleja en tu vejez, es posible que todo lo que hayamos hecho en el pasado, bueno y malo, se nos regrese en el futuro, y puede ser que nos toque pagar por los errores que cometimos, sin embargo, podríamos enmendar hoy nuestras faltas y pedirles perdón a nuestros hijos.

Captura de pantalla 2019-08-19 14.11.34

Anuncios

DESCONOCEMOS QUE ES EL AMOR mi columna

Los seres humanos somos tan frágiles, porque al recibir cualquier herida al corazón nos puede derrumbar.

No  somos  fuertes ni capaces para  defendernos de quienes nos hiere, pero  tampoco sabemos herir a la otra persona en ese momento.

Por el contrario, nos castigamos y caemos en una profunda depresión.

Cuando amamos es porque nos entregamos, nuestro corazón es muy débil, es allí cuando nos equivocamos y nos lastiman.

El principal defecto que tenemos es amar sin saber si somos correspondidos, quizás, nunca hemos entendido qué es  amar.

Nos hemos convertido en egoístas al no querer pensar en qué sienten los demás, desde allí, se originan todas nuestras carencias, tal vez, será nuestro destino.

Que fácil sería andar por la vida sin resentimientos ni herir.

Por herir, amar sin saber que es el amor.

Habría que descubrir los sentimientos, aprender a amar sin miedo, pero creo, definitivamente, que para poder amar es necesario primero amarme a mí mismo.

Existe en nosotros el creer en el amor y aprender cada día, saber amar sin miedo ni barreras porque nada nos detiene, no rendirnos ante las heridas del amor porque de ellas aprendemos y quizás nos hace más fuertes para luchar por el amor.

desconocemos

Bosque Azul (1)

UN DESTELLO DE FELICIDAD EL DAR mi columna

Algo que define a una persona bondadosa es hacer el bien haciendo buenas acciones, y es que es muy fácil estar del otro lado como los que hacen un daño al prójimo y se sienten felices de ser así, el estar de chismoso y meterte en vidas ajenas, no puede generar algo de luz en tu interior.

Nada tiene sentido si tu energía, al igual que tu vida, la usas para hacer un daño. Hoy me di cuenta que es cuestión de hacer una buena acción, el dar a quien más lo necesita y eso hace sentir en tu alma un destello de luz en el momento que das a alguien que lo requiere.

El poder cambiar tu vida para al hacer el bien, yo creo que te acerca al Señor, pero nunca intentes cambien a los demás por ser una caridad, porque es algo que te nace y produce un bienestar.

El altruismo de corazón es algo que podemos ejercer en México, porque nos falta mucho entenderlo y ponernos en los zapatos de los demás, pero todavía podemos ver gente bondadosa que todavía da a los que no tienen.

dar

POR: PEDRO BELMARES O.

QUISIERA SER COMO MI PADRE mi columna

Quisiera ser como mi padre, que siempre ha salido adelante que cada día ha luchado contra las adversidades de la vida.

Quisiera ser como mi padre, y seguir sus pasos por el andar de la vida que se esfuerza cada día.

Quisiera ser como mi padre, tener su sabiduría como él ha aprendido a través de los años y de los sufrimientos.

Quisiera ser como mi padre, si me caigo levantarme enseguida como a él muchas veces le pasó; se derrumbó pero supo levantarse aunque le haya costado caerse.

Quisiera ser como mi padre, amar a mis hijos como él nos amó, nos dedicó su tiempo aunque viniera cansado y aturdido del trabajo.

Quisiera ser como mi padre, apoyar a mi esposa como él, que siempre apoyo a mi madre en las tristezas y alegrías. Quisiera ser como mi padre que siempre estuvo con sus padres y que busco que no les faltara nada, fue el mejor de los hijos.

Quisiera ser como mi padre, y nunca dejar a mis viejos, quererlos y amarlos cada día más.

Quisiera ser como mi padre, ser el mejor de los amigos aunque sean contados con los dedos de una mano, como él dice.

Quisiera ser como mi padre, valorar a mis amigos y darles un consejo o un abrazo.

Como quisiera llegar un día a ser como él, un gran ser humano y un gran padre. Mi padre significa para mí muchas cosas, el hombre que siempre ha luchado a pesar de todas las cosas a que se ha enfrentado en la vida; cuántas veces estuvo a punto de soltar la toalla y, sin embargo, no lo hizo cuando los demás lo criticaron por sus defectos, pero sobresalió de los demás y otros le admiraron su fortaleza.

Por cuantas cosas hemos pasado mi viejo, tal vez te juzgué sin saber tus razones o lo que sentías en aquellos momentos: nos hiciste hombres y mujeres de bien y queremos seguir tu ejemplo; hoy, mi viejo, te valoro más que nunca, te respeto y te amo, y como quisiera ser como mi padre.

Con la sabiduría que Dios le regaló, con el paso de los años y como ha sabido usarla en los momentos decisivos, en situaciones comprometidas y difíciles. Como quisiera ser como mi padre, y dar el amor como él lo da, sin esperar ser correspondido, él es el mejor hombre sobre la tierra, con sus virtudes y defectos, buscando mejorar en todos los aspectos.

Como quisiera ser como mi padre, humano y generoso, grande en el perdonar a los que lo han hecho sufrir, sin rencores ni envidias, el mejor padre de todos.

POR: PEDRO BELMARES O

Captura de pantalla 2019-05-13 13.26.40.png

El hombre de las mil lecciones

La vida está llena de lecciones entre buenas y malas, pero sin duda el retar a las enfermedades día con día.

 

Es una lección de Valentía y es la más grande para mí, aunque yo no quisiera mencionar el nombre de este gran ser humano, que siempre me ha dejado perplejo de cómo ha luchado en la vida y mi manera de ver su vida: también ha vencido a la muerte en muchas ocasiones.

 

Desde que lo conozco no ha dejado de estudiar y de leer infinidad de libros, es por eso su infinita sabiduría, cuando fue joven le apasionaba su trabajo, él me platicaba, que empezó limpiando anaqueles y el mostrador de una refaccionaria, pero en sus tiempos libres se dicaba a estudiar los catálogos, en esos mismos momento soñaba con lograr su negocio propio, pasaron varios años hasta que por fin lo consiguió; después de eso pareciera que todo iba bien.

 

Pero no fue así después de un fracaso pensaría uno que nadie se puede levantar al día siguiente, más aun pareciera que la vida se burlaba de él, pues todos los proveedores le negaron la mano para levantarse, pues al perderlo todo, bueno casi todo, se levantó y se forjo su meta comenzar de nuevo y aunque ahora era más difícil.

 

Así ha pasado 27 años y cosechó lo que un día sembró, le ha dado a sus hijos y a sus nietos esa gran lección que nadie y nada te puede tirar, y si te caes te puedes levantar una y mil veces más.

por pedro belmares olvera

Please handle this letter with care

IMG-20181104-WA0001_edited

mi columna soledad

La soledad a veces nos enseña a disfrutar del silencio y a entender nuestros pensamientos. Hay quienes dicen que la soledad es mala, lo que no saben es que hay momentos que necesitamos de ella.

Aunque la soledad nos aparta de los demás, nos enseña también a pensar y reconocer nuestra vida diaria, nos ayuda a entender a los demás.

La soledad es consejera, amiga, y nos ayuda a entender lo difícil que es la vida, no existe soledad acompañada porque uno debe estar aislado por momentos.

La soledad es un hermoso desierto, donde puedes caminar con los pies descalzos, donde encuentras tus ilusiones sin espejismos, la soledad es el único refugio de tus tristezas, pero también puedes encontrar esperanzas.

Soledad, te ansío y te espero porque en ti encuentro la paz y el silencio que en compañía no siento, quiero escuchar el eco de mis pensamientos, quiero encontrar el camino que me lleve a la perfección. Sé que suena imposible, pero sé que puedo llegar si encuentro en ti la sabiduría de Dios, y si él me lo permite podré alcanzar mi sueño imposible.

POR: PEDRO BELMARES O.

soledad

COMO LA VIDA Y LA MUERTE ES UNA RECOMPENSA

En la vida tenemos que aceptar ciertas situaciones que muchos no logran comprender como la muerte.

Pareciera que son difíciles los designios de Dios, pero debemos tomarlo como una recompensa y no tanto como un castigo.

La muerte es tan solo una esperanza de una mejor vida, he comprendido que la muerte, más allá de la fe que cada uno tenga, debe verla como un proceso natural.

Morir, nos hace ser recompensados y eso para todos puede ser complicado entenderlo así tal cual es, llegar a una cierta edad y morir con toda dignidad de haber llegado al final de mi recorrido.

La muerte no debería verse como un acontecimiento triste, sino todo lo contrario, estar felices porque llegó al final de su camino, y ser recompensados por Dios.

Deberíamos de agradecer al Señor por la fortuna de haber vivido, que nos dio esa oportunidad ya que no todos los que pudieron nacer lo hicieron y a nosotros sí se nos brindó esa oportunidad.

POR: PEDRO BELMARES O

la vida.PNG

mi columna QUISIERA LUCHAR CON MIS LETRAS POR EL QUE NO SE PUEDE DEFENDER

A veces me gustaría escribir todo lo que veo, de las cosas que para mí no están bien.

Así poder mentarles la madre, pero con estilo, aunque yo trato de no enojarme de las injusticias que veo en la calle.

Yo les pregunto ¿Por qué una persona con discapacidad se tiene que aguantar o callar? Al contrario, tiene el derecho de decir las injusticias que le pasan.

Quisiera que mi mente hablara por sí sola y aventara mis pensamientos al aire y no me importara a quien le caigan mis verdades, pero mi boca siempre está cerrada aguantando a las personas injustas y abusonas, porque su forma de pensar está muy hueca y vana.

Cuando llego a mi casa, lo primero que quiero hacer es escupir las palabras y así poder escribir de toda las cosas arbitrarias que veo al salir.

Quiero morir escribiendo hasta mi último suspiro, yo no espero que la gente cambie al leerme, pero sí que vean como yo veo al mundo.

Quisiera defender con mis letras al que no puede defenderse, y que vean que alguien escribe para ellos y así será hasta donde yo pueda hacerlo.

mis letras

POR: PEDRO BELMARES O.

MI COLUMNA CUALES SON LOS VERDADEROS RASTROS DEL HOMBRE

POR: PEDRO BELMARES O.

Si se tratara de descifrar lo que ha dejado el hombre en la tierra que lo destacaría de todo ser vivo, sin duda, sería el tratar de destruirse a sí mismo y a su especie, más allá de la ciencia y la medicina, la investigación de las enfermedades o de los virus que han azotado al ser humano, el conocimiento de aprender otros planetas y el universo mismo.

 

El hombre no ha logrado transcender espiritualmente, la falta de creer en Dios todopoderoso lo provoca, el hombre es escéptico del creador del universo, y piensa que viene de la teoría de Darwin de la Evolución por medio de la selección natural, pero también piensa que todo se lo debe al universo eso es de quedarse perplejo.

 

Qué decir de la eterna juventud, el hombre ha querido saber cuál será el secreto para ser joven, y así no envejecer nunca. Desde historias de reyes con todo su poder, los cuales ofrecieron la mitad de su reino a quien conociera la fórmula que permitiera prolongar en meses o años la vida para seguir disfrutando en sus tronos las mieles de su gloria. De ahí la obsesión.

 

No cabe duda que el hombre no ha dejado un vestigio para otras especies de otros planetas de que hizo algo bueno para su especie, desde que  comenzó no ha dejado de igualarse con su Dios, si la vida del hombre fue otorgado más por el  perdón y salvación que el hijo de Dios le dio.

 

Al ofrendar su cuerpo por el hombre la humanidad ve a Dios hijo como una historia ya pasada de moda y prefiere los placeres del mundo, que tarde o temprano lo destruirán.

rastros

¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A NUESTROS HIJOS? mi columna

POR: PEDRO BELMARES O.

 

Vemos a los jóvenes salir de las escuelas y escuchamos sus  gritos, sus conversaciones y vemos con tristeza que están muy mal en el trato que ellos mismos se dan. Causa pesar  que las palabras que usan, en teoría no deberían ser escuchadas por ellos, pero la sorpresa es que las gritan a sus  compañeros, y sus conversaciones versan solo de sexualidad. La pregunta es ¿Qué debemos hacer para que el comportamiento de nuestros hijos mejore?

Debemos ayudar a nuestros hijos a prepararse bien para enfrentar la vida que les espera, tenemos que estar bien informados como padres para poder transmitirles el conocimiento de las cosas, las dificultades que tenemos nosotros y que, lamentablemente, el futuro que se avizora para las futuras generaciones se ve más difícil que el que nos tocó vivir a nosotros.

Considero que debemos darle la confianza a nuestros hijos, pero sobre todo amor para que  ellos no se  confundan con sus amistades. Sabemos que tanto el padre como la madre no tienen mucho tiempo para darles a los hijos,  sobre todo, cuando los dos trabajan, pero no podemos dejarlos a la deriva sin ninguna orientación. Considero que es tiempo de reflexionar que hijos estamos dejando al país, no solamente por lo que pase a nuestra sociedad, sino por lo que pase con nuestros hijos que son lo que más importa; debemos darles tiempo de calidad, esperando que aún sea momento de que nos escuchen aunque sea una frase muy trillada.

Todo consiste en que los padres se hagan amigos de sus hijos sin olvidar la autoridad que tienen. El tomar en cuenta sus logros en la escuela los hará  sentirse seguros porque  sus padres les prestan atención, a los hijos lo que le falta es reconocimiento a sus labores, y eso si lo podemos hacer, debemos el  día de descanso   llevarlos con nosotros al juego, con los amigos, con la familia considerándolos, que sepan que están en nuestro pensamiento y nuestro corazón, pero también, debemos de ser enérgicos en las llamadas de atención, deben saber reconocer que es lo malo y que es lo bueno, pero que vayan tomando sus propias decisiones con autonomía y cuando veamos que están equivocados hay que hacérselos saber, para que esa autonomía que un día  vayan a tener sea con razón, con criterio, basados en la educación que se les brindó en la niñez, adolescencia y juventud, y les permita vivir una vida alejada de los vicios y de los problemas en que estamos inmersos hoy, por falta de aconsejar y educar a nuestros hijos, pero sobre todo, por la falta de amor que les pudimos haber dado, pero que por muchas excusas no les dimos.

Debemos hacerlo, y si nuestros hijos nos escuchan tendremos la oportunidad de que no sufran con sus acciones, y si los enseñamos a ser responsables, ellos tendrán que razonar cada paso que den, de tal manera, que se equivocarán en la vida como todo ser humano, pero no tendrán la malicia para buscar dañar a los demás, y no tener remordimientos.

¡Debemos actuar ya! Vamos a batallar si nunca los hemos aconsejado, pero es preferible a verlos sufrir por sus acciones, ellos no cuentan con la experiencia que la vida nos ofrece, debemos darles valores, para que sepan que hacer en cada momento, así podemos verlos crecer sanos de mente y cuerpo, y nosotros estaremos tranquilos y seguros de lo que hacen, cuando no estén a nuestro lado.

Captura de pantalla 2019-05-13 13.26.40